Carlos Urzúa renunció a la Secretaría de Hacienda del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Este martes, el ex secretario de hacienda dio a conocer su decisión en una carta publicada en su cuenta oficial de Twitter en la que se muestra crítico de las decisiones económicas de la actual administración.

 

“En esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta puede tener, libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”.

 

 

El anuncio de Urzúa, quien era señalado como uno de los hombres más cercanos al presidente, se da en el contexto de una serie de recortes en toda la administración pública federal que han resultado en la desaparición de programas como estancias infantiles gratuitas, despidos de miles de burócratas o el desabasto de medicinas en algunas zonas del país.

 

 

“Aunado a ello, me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública”, escribió Urzúa en la carta dirigida al presidente AMLO.

 

A través de un video, el presidente anunció que será Arturo Herrera quien sustituya a Urzúa a la cabeza de la Secretaría de Hacienda. “A veces no se entiende que no podemos seguir con las mismas estrategias, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas”, dijo en referencia a las inconformidades del ahora ex secretario con su gobierno.

 

 

Con esta renuncia suman ya tres funcionarios del más alto nivel que renuncian al gobierno de López Obrador. En mayo Germán Martínez Cázares renunció a la dirección general del IMSS acusando precisamente a la Secretaria de Hacienda encabezada por Urzúa de recortar indiscriminadamente recursos para el sector salud.

 

Luego de la renuncia se reportan caídas en el mercado financiero local. En pocos minutos el peso borró el 0.5% de ganancia en el día y bajó 2.25%, a 19.34 por dólar, su nivel más débil desde mayo.

 

Miscelánea

Deja un comentario